Pero... ¿leen los bebés?

Kate Alizadeh
Nuestra entrada de hoy la ha escrito Carolina Lesa Brown. A Carolina la conozco desde hace algunos años y siempre he admirado su trabajo como editora, especialista en libros para niños, y madre. Recientemente ha inaugurado un blog, Cuando te presento el Mundo o, como ella misma lo define: Libros, autismo, escuela y otras experiencias ligadas a la lectura. Un espacio interesantísimo para pensar la lectura desde distintos lugares. A Carolina le pedimos que nos preparara un curso en la escuela online de anatarambana sobre lectores y primera infancia. Ese curso lo hemos llamado Atrápame si puedes, y me encanta cómo Carolina aborda el tema. ¡Muchas gracias, Caro, por tu generosidad!

Carolina Lessa Brown 

Hay palabras que son sinónimos sin saber que lo son. Palabras que tal vez se desconocen, pero se abrazan a la distancia. Cuando están juntas, estas palabras encajan como un puzle, potencian su sentido y, al mismo tiempo, construyen otros.
Esto pasa con cantar, hablar y arrullar; también con juego, lenguaje y cultura.
Todas tienen como punto de encuentro la primera infancia, donde conviven y se convierten en sinónimo de leer.
Kate Alizadeh


Desde su aparición en el vientre materno hasta los seis años, en el ser humano se suceden una serie de cambios dignos de la literatura fantástica. Nadie en su sano juicio, se atrevería a asegurar que el bebé que duerme en la foto es la misma personita que corre por el parque exhibiendo sus manchas de juego, exploración y aprendizaje. Durante este periodo los niños mutan, se transforman y nos sorprenden a una velocidad vertiginosa. Crecer es el equivalente a pasar hitos evolutivos como metas dignas de las carreras Olímpicas. Y no tanto por el esfuerzo que conllevan, dado que se adquieren con cierta naturalidad, sino por el impacto emocional que generan en sus protagonistas. Aprender a sentarse y a dar los primeros pasos, implica un cambio de perspectiva sobre el mundo y una nueva relación con el espacio; decir las primeras palabras y dar rienda suelta al juego simbólico traen consigo el legado cultural y una fabulosa bienvenida al lado más complejo de nuestra humanidad.


Ina Hattenhauer


La palabra, primero escuchada y luego pronunciada, hilará cada uno de estos momentos. El lenguaje unirá, dará cohesión, coherencia, y sentido al relato que cada pequeño construirá sobre sí mismo y el universo que lo rodea. Mientras crece, el adulto le ofrecerá los libros como un paisaje compartido. En casa o en el colegio, la literatura se presentará con formas y fórmulas para nombrar lo visible y lo invisible; le ayudará a organizar la experiencia y a establecer sus propios pactos con la vida.


Marta Altés


Durante la primera infancia la lectura se aprende y aprehende con las manos, la boca, los oídos y los ojos. Poco a poco, niños y niñas, elaboran sus propia biblioteca interior donde guardan el miedo al lobo, el gusto por los monstruos y diferentes historias que les permiten ensayar certezas, ideas, preguntas y respuestas. Un lugar secreto, como la cueva de Alí Babá, en el que se explora el corazón humano a través del juego, el pensamiento y la imaginación. Si es que estas tres áreas pueden diferenciarse en esta etapa, en la que la palabra es el barro para crearse, recrearse o simple y valientemente, ser.

El blog de Carolina es: Cuando te presento el mundo.


Carolina va a comenzar su curso el 17 de abril. Dura una semana, es 100% online y tendrá, como siempre, contenidos que te ayudarán en tu trabajo y muchas ideas inspiradoras. Además de los ya habituales foros que son, como digo yo, el corazón de la escuela, siempre latiendo a mil por hora. No  te lo pierdas. ¡Te esperamos! Aquí tienes toda la información.

4 comentarios:

  1. Deacuerdo con lo que plantea la autora la vida de los niños y niñas es en si misma una lectura permanente de la realidad y el mundo que se descubre desde el espacio, la interacción exploración y observación, los bebes leen todo el tiempo... o no creen que es una lectura comprensiva reconocer los rostros de quienes ama y tatuar el olor de su madre....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Viviana, es un gusto poder coincidir con ideas y experiencias. Un saludo

      Eliminar
  2. Que hermosura este blog! Muchas gracias Ana y Carolina por sus trabajos. Vengo de leer un apunte de Paul Ricouer y la potencia heuristica de la ficcion/metafora que viene al pelo con este articulo, creo que es un buen camino para dedicar algun trabajo de investigacion.
    Mas luego dedicare mas tiempo a recorrerlo entero.
    Agradezco nuevamente, saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Stefania, qué bueno que este texto te ha inspirado en tu trabajo. Un saludo cariñoso

      Eliminar

Tarambanea por el blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...